REVISTA OFICIAL de la Asociación de Corrugadores del Caribe, Centro y Suramérica (ACCCSA)
Edición 28

Introducción

El término “diseño” ha sido un fenómeno que ha pasado a formar parte de las distintas actividades económicas, sociales y culturales de nuestro país. Los usos convencionales de la palabra “diseño” se utiliza según el contexto, con intenciones diversas y para contenidos aparentemente inconexos. No obstante, existe un sentido general de lógica entre los contenidos y el ámbito donde se emplea.

 “Sinónimo de idea, proyecto, plan, propósito, boceto, croquis, dibujo, trazo, delineación del vocablo inglés design

 Sinónimo de plano, esquema, bosquejo, boceto, croquis, dibujo, trazo, delineación (aceptaciones más vinculadas a las lenguas latinas)

 Nombre con el que se conoce una disciplina técnico creativa a cargo de unos profesionales especializados (los diseñadores)”.*

Esta última del término diseño es, a mi juicio, el concepto que se adapta mejor al diseñador especializado en envases y embalajes de cartón ondulado.

Instituto Nacional de Fomento de la Exportación (INFE), Madrid, 1986, pág. 22 Es evidente que la actividad de diseñar abarca tantos aspectos y ámbitos de la sociedad que son necesarias las especializaciones en las distintas ramas que constituyen el campo general del diseño. Y una de estas especializaciones está constituida por el diseño estructural y gráfico sobre el cartón ondulado. Las áreas generales que comprende el diseño son: el espacio, los objetos y los mensajes.

Antes de continuar, es conveniente aclarar que en el vocabulario empleado, se han introducido términos de origen anglo-sajón y otras voces propias del argot profesional.

El diseño de embalajes, como disciplina, está encuadrado en lo que se conoce internacionalmente con el término anglosajón packaging design. Este término no tiene literal al castellano pero se refiere a todo aquello relacionado con el desarrollo e imagen del producto, es decir, diseño de envases, embalajes, estuches, etiquetas, bolsas, envolturas, codificación, identificación, etc. Es decir, el diseño de todos aquellos elementos que hacen productos individualizados, diferenciados, con personalidad propia.

Si miramos hacia atrás, el diseño, no comenzó a tener relevancia en el desarrollo socio-económico hasta después de la II Guerra Mundial. Concretamente en EEUU fue donde se observó por primera vez el hecho de la saturación del mercado.

A partir de la Segunda Guerra Mundial y con el desarrollo de la Industria orientada al consumo, capitaneada por la industria del automóvil, seguida por los electrodomésticos y por todos los productos de consumo masivo se generaliza la utilización del diseño como recurso imprescindible del proceso industrial.

El contexto donde se produce el diseño estructural y gráfico sobre el cartón ondulado está integrado por los siguientes mercados: productos, embalajes y papel.

Cada uno de estos mercados, están compuestos por parejas de elementos, entre los que se produce la oferta y la demanda, así pues:

 El mercado de productos, que es el motor que genera las necesidades a satisfacer, lo componen las empresas comercializadoras y productoras junto al mercado de consumidores.

 El mercado de cartón ondulado, lo componen los fabricantes de cartón ondulado y embalajes junto con los fabricantes de productos. Estos últimos, son los que demandan productos de cartón ondulado, que cubran las necesidades de mercado y las necesidades internas de la propia empresa. A su vez, los fabricantes de productos de embalajes, demandan diseño estructural y gráfico que resuelven los problemas y las exigencias que impone el mercado para la comercialización, distribución, transporte y almacenamiento de productos industrias y de consumo.

 El mercado del papel, formado por los fabricantes de cartón ondulado junto con la industria papelera. Como todos sabemos, el papel, es la materia prima empleada en la fabricación de la plancha de cartón ondulado y que posteriormente se transforma en estuches, expositores, contenedores, envases, embalajes, acondicionadores, etc.

El objeto de estudio, de este manual, es la actividad de diseñar productos de cartón ondulado, que tiene dos aspectos claramente diferenciados e íntimamente relacionados. De la perfecta consonancia entre diseño estructural y diseño gráfico se obtienen productos óptimos. Es decir, diseños que cumplan todas y cada una de las funciones: prácticas o de uso y estéticas e informativas, en su justa medida, a lo largo del circuito completo de los mismos.

Para acotar el objeto de estudio, el presente manual, plantea un modelo ideal de diseño estructural y gráfico, que describe el contexto del mercado donde se producen la demanda y oferta de productos de cartón ondulado.

  En España, hasta hace poco tiempo, el aprendizaje de la especialidad de diseño estructural y gráfico, sólo era posible dentro de lasindustrias del sector del cartón ondulado, trabajando al lado de profesionales que han aprendido, a su vez, de otros. Claro está, que es necesario tener aptitudes y formación en los campos técnicos y estéticos. Lo normal, es que el diseño estructural recaiga en diseñadores industriales e ingenieros. Y el diseño gráfico, lo desempeñen diseñadores gráficos.

Para diseñar productos de cartón ondulado, es necesario: formación técnica y estética, conocimiento general del mercado del cartón ondulado y de la oferta y la demanda de este sector industrial. Y, por supuesto, saber llevar a cabo la gestión de diseño y las relaciones con los distintos equipos de trabajo que participan en cada proyecto.

Las novedades que aporta este manual, entre otras, son las siguientes:

 En primer lugar, el planteamiento que rompe con la forma tradicional de entender el diseño como labor que se desarrolla en agencias, estudios y departamentos internos de diseño de los fabricantes y transformadores de envases, embalajes, etc.; de forma aislada e inconexa con el cliente consumidor de productos de cartón ondulado y con escasa información para desarrollar los proyectos.

 Segundo, el diseño debe estar presente en la estrategia de las empresas, dentro del plan de marketing, para conseguir el máximo rendimiento del diseño estructural y gráfico como herramienta de I+D+I y ventaja competitiva que aporta un valor añadido a los productos y a la empresa.

 Tercero, la evaluación de los resultados del diseño, en relación a la facturación de la empresa, para ver la contribución del diseño estructural y gráfico en el logro de los objetivos comerciales, productivos y de imagen.

 Y cuarto, se establece un sistema de diseño que sirve para desarrollar la actividad del diseño estructural y gráfico de forma ordenada y clara.

Las fuentes utilizadas en este manual responden a mi experiencia acumulada como diseñador de envases y embalajes desde el año 1973, y a todos aquellos ámbitos que están directa e indirectamente relacionados con el sector del cartón ondulado:

Fabricantes de cartón ondulado.

Asociación de Fabricantes de Cartón Ondulado en España (AFCO).

Federación Europea de Fabricantes de Cartón Ondulado (FEFCO).

Fabricantes de maquinaria para embalajes de cartón ondulado.

Proveedores de papel, tintas, adhesivos, fleje, etc.

Proveedores de utilllaje: troqueles, clichés.

Empresas consumidoras de envases y embalajes de cartón ondulado.

El mundo del diseño: profesionales, asociaciones, centros de diseño, etc.

El mundo de la docencia: Universidades, Escuelas de Arte, FP y organismos.

Archivos y bibliotecas.

Publicaciones y revistas.

Ferias, exposiciones, congresos, etc.

Este manual va dirigido a la Sociedad, como una iniciativa de AFCO (Asociación Española de Fabricantes de Envases de Cartón Ondulado), gracias a la financiación del Ministerio de Educación.

Diseñar es la actividad que trata de satisfacer las necesidades físicas y psíquicas del consumidor. Por tanto, este trabajo sobre diseño gráfico y estructural está orientado a la Sociedad que conformamos todos y cada uno de nosotros como consumidores.

Ahora bien, para mejorar la calidad de vida de esta Sociedad es necesario elevar el nivel de educación y formación, a través de los profesores, y de los profesionales que van a desarrollar la actividad de diseño estructural y gráfico sobre cartón ondulado. En este sentido, el manual, está enfocado a la enseñanza de esta especialidad profesional.

Esta obra, también, va orientada al mundo laboral que tiene los medios industriales para producir los bienes de consumo, en este caso la tecnología, los recursos humanos y económicos para fabricar productos de cartón ondulado.

Es también, objetivo de este manual, unificar criterios y terminología para facilitar la comunicación entre todos los implicados en el proceso de comercialización, diseño y producción, así como en las fases siguientes de envasado, embalado, paletizado, almacenamiento, transporte, exposición, venta y reciclado.

Y por último, para dar a conocer el cartón ondulado, la importancia que tienen en la economía y los beneficios que puede obtener este sector a través del diseño estructural y gráfico.

El cartón ondulado es uno de los materiales para envases y embalajes más empleados en el mundo para agrupar, almacenar, transportar, exponer y vender productos de consumo. Para hacernos una idea, veamos algunos datos:

En cuanto al consumo medio de cartón ondulado por habitante y año, en España, durante 2008, fue de 52 kilos.

Este sector español, dio trabajo a 10.488 personas de forma directa, y a 13.243 de forma indirecta.

La facturación directa más indirecta supuso 4.000 millones de euros, durante el año 2008, en España.

Hay 96 fábricas onduladoras y el mayor consumo de cartón ondulado en España se centra en los productos agrícolas con un 23%, seguido de la alimentación con el 16,5%.

Durante 2007, España ocupó el cuarto lugar en la producción de cartón ondulado, después de Alemania, Italia y Francia.

El reparto de la producción mundial de cartón ondulado, por continentes durante 2007 fue en el siguiente fue en el siguiente orden: Asia 41%, Europa 27%, América del Norte 24%, América Central/Sur 5%, Oceanía 2% y África 1%.

El papel reciclado alcanzó los 5 millones de toneladas en 2008, casi el 70% del papel consumido.

El consumo de cartón ondulado es un índice y un referente del grado de desarrollo industrial y tecnológico de las sociedades del bienestar.

¿Que es el cartón ondulado?

El cartón ondulado consiste en la unión alternativa de papeles planos y ondulados para formar planchas. De esta manera se obtienen distintos tipos y grosores de plancha dependiendo del número de caras lisas y onduladas pegadas alternativamente y una gama de materiales dependiendo de la calidad y gramajes de los papeles que se combinen.

La plancha de cartón ondulado se fabrica en una máquina denominada “Onduladora”, ésta consiste en varios porta-bobinas de papel, grupos de rodillos onduladores, pasteras para aplicar el adhesivo que unirá los papeles planos a los ondulados, una mesa de calor para secar la plancha, cuchillas de cortes longitudinales, cuchillas de corte transversal y grupo de hendedores longitudinales.

En resumidas cuentas, la onduladora es una máquina que utilizando papel y adhesivo como materias primas, forma la plancha de cartón ondulado gracias a la acción del vapor y el calor. Una vez obtenida la plancha de cartón ondulado se procede a la fabricación de los embalajes en las distintas líneas de producción.

¿Por qué surge y cuáles son los orígenes del cartón ondulado?

A lo largo de la historia han existido multitud de envases y embalajes en función de las materias y medios disponibles. Desde los recursos vegetales, cerámica, madera, vidrio, metales, plásticos, etc. En cualquier caso siempre ha sido necesario disponer de envases y embalajes para contener, almacenar, transportar y vender los productos.  

En el norte de Inglaterra, una exitosa empresa familiar mayorista de comestibles manejada por William Lever comienza a producir un nuevo tipo de jabón. El producto contiene aceite de copra o de corazón de pino, produciendo así mucha más espuma que los jabones tradicionales a partir de grasa animal.

Lever le da un nombre a la marca de jabón – Sunlight – y lo vende envuelto en envases distintivos.

A finales del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX, predominó el uso general de los embalajes de madera, mimbre, esparto, alambre, etc., cuya elaboración se producía de forma artesanal.

El embalaje de cartón ondulado, surge como respuesta y evolución a los embalajes de madera. Los embalajes de cartón empezaron a fabricarse en EEUU en el año 1875, en las instalaciones de Robert H. Thompson y Harry D. Norris, basándose en las patentes americanas de Albert L. Jones (1871) y de Oliver Long (1874); aunque, los orígenes son de 1856 en la patente inglesa de Edward Charles Henley y Edward Allis, registrado como material ondulado para forro de sombreros.

La fabricación de cartón ondulado pasó de EEUU a Europa, especialmente a Inglaterra, Alemania y Francia. En esta última, Thompson y Norris construyeron la primera fábrica de cartón ondulado en 1888, en Exideuil-sur-Vienne en Charente.

La primicia de los primeros datos sobre el origen del cartón ondulado en España se debe a Don Juan Sans (que empezó a trabajar en Papelera Española del Prat de Llobregat en el añño 1946), quien fija como primer fabricante de embalajes de cartón ondulado en España, tras haber hablado con sus descendientes, a FRANCISCO Y JUAN SANS, sitios en la calla Santa Madrona de Barcelona en los años 1908-10, trayendo la plancha del sur de Francia.

En segundo lugar, data en el año 1922 la instalación de una onduladora en Cantunez (actual Montjuic) y a continuación en 1928-30 el inicio de Papelera Española como fabricante de plancha de cartón ondulado con una onduladora Marius-Martin. También, Don José Luís Asenjo, de la Asociación de Investigación Técnica de la Industria Papelera Española, corrobora estos datos situando en el año 1930, a Papelera Española, del Prat de Llobregat (Barcelona), como fabricante de cartón ondulado en España.

Sin embargo, los primeros datos escritos y con grabados ilustrativos se remontan a los embalajes de cartón ondulado presentados en Barcelona, en el año 1912, al concurso de embalajes para frutas convocado por el Instituto Agrícola Catalán de San Isidro. Esta pista la encontré en la enciclopedia Universal Ilustrada (Espasa), buscando información sobre el término embalaje, en donde textualmente dice:

 

“En el año 1912 tuvo lugar en el Instituto Agrícola Catalán de San Isidro de Barcelona un curioso concurso de embalajes para frutas, donde se presentaron ejemplares de fabricación nacional y extranjera muy variados y primorosamente trabajados”.

Ahora bien, quizás el desarrollo más sorprendente en la evolución de los embalajes de cartón ondulado se produjo durante la Segunda Guerra Mundial, con las denominadas “cajas V”, donde se demostró la superioridad del cartón ondulado y compacto respecto a los demás contenedores, gracias al tratamiento anti-humedad del cartón que conformaban las cajas. Este hecho venció la resistencia y los prejuicios que la Marina Americana tenía sobre los embalajes de cartón.

Con el desarrollo industrial y el creciente consumo comenzó el progresivo paso del embalaje de madera al de cartón ondulado. Ello fue debido a las ventajas que ofrecía el embalaje de cartón ondulado respecto a los de madera. La primera ventaja es el material, que aún siendo pasta de madera, paja, etc., ahorra materia prima. Es más barato, se hace a medida, ocupa poco espacio, absorbe bien las vibraciones, golpes e impactos, pesa poco, etc. Además, la plancha de cartón ondulado y los embalajes se fabrican de forma industrial, para posteriormente imprimirse, troquelarse, plegarse, etc.

 

Y sobre todo, tiene la ventaja de reciclarse después de su utilización para convertirse de nuevo en papel.

Todas estas ventajas y la versatilidad que tiene el cartón ondulado para transformarse en productos tan dispa- res como un embalaje para un gran electrodoméstico, una caja para frutas y hortalizas, un expositor con una magnífica impresión en el punto de venta, un delicado estuche para el mejor perfume o elementos decorativos y publicitarios en los establecimientos y puntos de venta para la promoción, hacen de este material un recurso clave para la producción y comercialización de productos y servicios.

2.1 Diseño

De diseño se habla mucho, sin embargo, hay pocas personas que tengan una idea clara de esta actividad profesional, y sobre todo, lo que se puede conseguir a través del mismo. Normalmente, se asocia el diseño con: moda, con algo moderno, extravagante, innovador, artístico, etc.

¿Qué es el diseño?

La pregunta que todos creen saber responder con total seguridad y convicción. Sin embargo, las respuestas suelen ser muy diversas y a veces opuestas. Vale la pena conocerlas, ya sea para confirmar la propia opinión o para replanteársela. Veamos algunas opiniones y teorías de diseñadores relevantes:

“Es una disciplina autónoma”

En <<Profesor... ¿qué es el diseño?>> Alfredo Yantorno, lo considera una forma de pensamiento. En << De la verdad a la verosimilitud>> sostiene que <<la columna vertebral del desarrollo intelectual y académico hoy, debe ser el Diseño, conceptualizado como atributo ontológico de la Humanidad, tal como lo concibe desde hace un cuarto de siglo Gui Bonsiepe>>.

Para Reinaldo Leiro, el diseño configura una disciplina autónoma, a pesar de sus coincidencias con la ingeniería, las artes y las ciencias sociales. (Lo especifico del diseño). Roberto Doberti, se aproxima a las posturas de Leiro y Yantorno: el diseño conformaría una cuarta categoría del hacer y el pensar, a al altura del Arte, la Ciencia y Tecnología. (La cuarta posición)

“Es un servicio”

Raúl Bellucia, lo define en >>¿Qué hacen los diseñadores cuando diseñan?>> como uno más de los servicios que intervienen en la planificación de artefactos.

Noberto Chaves, considera una gran distorsión confundir al diseño con la invención de cosas, y asignarle el carácter de práctica universal en el tiempo y el espacio de la humanidad. El diseño es un >>oficio, tan modesto como indispensable y efectivamente al servicio de las necesidades del mercado, cualquiera fuera el signo-social o antisocial-de tales necesidades>>. (El oficio más antiguo del mundo).

“Es la técnica de prefiguración”

En <<La capacidad de visualizar>> André Ricard, reivindica a la prefiguración como la esencia de la tarea de diseñar. Dicho con sus palabras, diseñar es >>imaginar cómo se comportaran las cosas antes de que existan>>. Esta posición no necesariamente confronta con las otras. Más información http://www.faroalfa.com/D.php/Que_ es_el_diseño/2

2.2. Diseño estructural y gráfico

El diseño de envases, estuches, embalajes, etc. de cartón ondulado está relacionado directa o indirectamente con el diseño de producto y con la comunicación integral del mismo. Ahora bien, en el proceso de creación de productos intervienen varios agentes hasta situar a dicho producto en el mercado. El primer agente en intervenir en el proceso integral de diseño de producto suele ser la empresa. A partir de la idea de producto, se inician las distintas fases con todos aquellos equipos de trabajo que abarcan los distintos aspectos que conciernen a dicho producto. Por ejemplo, marketing, ingeniería, envase, embalaje, logística, distribución, publicidad, etc.

Normalmente las empresas no disponen de todos los equipos de trabajo o departamentos internos para desarrollar las fases necesarias para lanzar productos al mercado y en consecuencia recurren a colaboradores externos para llevar a cabo las distintas tareas. Uno de estos colaboradores es el proveedor de envases y embalajes de cartón ondulado y otro el diseñador estructural y gráfico de los mismos. “El diseño de envases y embalajes de cartón ondulado, no requiere un modo de abordaje sustancialmente distinto al >>diseño de producto>>; en definitiva, el envase o embalaje también son >>productos>>. Sin embargo, el objeto y la problemática a resolver tienen algunas características diferenciales que conviene señalar:

La dependencia del envase y el embalaje respecto del producto, lo que duplica las variables a tener en cuenta; y

la presencia de la comunicación (verbal e icónica) que adquiere una importancia capital en el diseño”.

A lo dicho en esta cita se suman aquellas condiciones particulares que han llevado a que el diseño estructural y gráfico de envases y embalajes constituya una verdadera especialidad, abordadas por profesionales que, por lo general, trabajan asociados tanto al diseño industrial, como al diseño gráfico.

Por diseño estructural de envases, embalajes y productos de cartón ondulado, entendemos la actividad profesional que se ocupa de diseñar los distintos tipos de: estuches, cajas, expositores, etc.; empleados para contener, agrupar, proteger, almacenar, transportar, exponer, etc.

Y también, se ocupa de la racionalización y optimización de los sistemas de embalajes de fabricantes y consumidores a lo largo del circuito completo de dichos productos de cartón ondulado. Es decir, el diseño estructural, cubre la función práctica o de uso y la optimización de recursos materiales, productivos y económicos.

Por diseño gráfico de productos de cartón ondulado se entiende la actividad profesional orientada a cubrir las necesidades que tienen las empresas a la hora satisfacer las exigencias y requisitos de comunicación gráfica que el mercado demanda y que constituye la impresión de dichos envases y embalajes. Es decir, el diseño gráfico está enfocado, principalmente, hacia la función estética, informativa y codificación.

El diseño, tanto estructural como gráfico, de envases, embalajes y productos de cartón ondulado, es relativamente reciente, sobre todo en España. Los primeros diseños de tipos de cajas se desarrollaron en EEUU hacia 1920. Las primeras impresiones denominadas “anilinas” no constituían diseño gráfico, tal como se entiende hoy, ya que estaban limitadas a comunicar el contenido y la posición del embalaje con flechas de posición.

“El proceso de impresión conocido como “anilina” fue introducido en los Estados Unidos, en gran escala, en los años 1920. Las primeras prensas, casi en su totalidad fueron importadas de Alemania, donde el proceso aun conserva el nombre “grummidruc” o impresión con plancha de caucho”.

Y en cuanto al nombre del sistema de impresión flexográfica, tal como lo conocemos hoy, no se adoptó hasta el año 1952.

“El 22 de octubre de 1952, durante el 140. Foro del Instituto de empaques, se anunció que el nombre de flexografía había sido escogido por abrumadora mayoría”.

Y en España, la impresión flexográfica sobre el cartón ondulado, es bastante posterior a EEUU; y las primeras máquinas impresoras eran de fabricación propia y consistían en la adaptación de las máquinas de imprimir sacos.

“Un ejemplo de ello fue el caso del fabricante de embalajes M. Petit, que en 1955, empezó a imprimir cajas de cartón ondulado de esta manera”.

Quizá el pionero españo en “slotters” (máquinas ranuradoras e impresoras para cartón ondulado), sea Felix Picó, de Alcoy (Alicante). Y el primero, en cuanto a la fabricación de máquinas onduladoras para fabricar plancha de cartón ondulado, fue la empresa Caballé (Barcelona) que monto su primera onduladora a la firma Juan Arnella en La Segrera (Barcelona), en el año 1948.

El concepto de diseño se aplica a infinidad de campos. En nuestro caso vamos a ver la aplicación del diseño en la empresa y en sus distintos aspectos: Identidad Corporativa, en los productos que fabrica y en la comunicación de las marcas de los productos.

  A través del diseño gráfico y estructural es posible crear en el mercado una buena imagen de la empresa y de los productos que envasa y embala. Dicho diseño contribuye a individualizar productos y dar, a los mismos, personalidad propia, a la vez que los diferencia del resto de los productos competidores.

El diseñador profesional de envases, embalajes y productos de cartón ondulado, tiene capacidad para llevar a cabo proyectos, desde la idea inicial, pasando por los conceptos, análisis, creatividad, representación, desarrollo y realización de maquetas, hasta la planificación de la fabricación, seguimiento, evaluación y resultados.

El diseñador debe integrar capacidad analítica, conocimientos técnicos, sensibilidad cultural y capacidad creativa. Y a la vez, sintetizar prácticas muy diversas consideradas inconexas. De ahí lo difícil que resulta encasillar al diseñador en el Arte o en la Ciencia.

2.3. Demanda y oferta

Uno de los objetivos de este manual, es dar a conocer un sistema para diseñar envases, embalajes y otros productos de cartón ondulado, con una visión global del contexto donde se produce, y las interrelaciones existentes entre la demanda, la oferta y el consumo.

La demanda de diseño estructural y gráfico, en cartón ondulado, proviene de la necesidad que tienen los fabricantes de este sector, de satisfacer la demanda creciente de envases y embalajes óptimos, por parte de sus clientes. Ello conlleva la necesidad de contratar unos servicios de diseño, tanto gráfico como estructural, del que existe escasa oferta, debido a que hay pocos profesionales, lo suficientemente formados, como para llevar a cabo proyectos complejos de diseño gráfico y estructural.

De hecho, el diseño gráfico venía dado por el cliente (hecho por estudios de diseño), o bien el fabricante de embalajes lo encargaba al proveedor de clichés. Y el diseño estructural lo hacía el departamento de “muestras” del propio fabricante de embalajes, en caso de disponer de este servicio.

2.4. Packaging

Como disciplina, el diseño gráfico y estructural de envases de cartón ondulado, está encuadrado en lo que se conoce internacionalmente con el término anglosajón packaging design. Este término no tiene traducción literal al castellano pero se refiere a todo aquello relacionado con el diseño, tanto gráfico como industrial, en lo concerniente al desarrollo e imagen de productos, es decir, diseño de envases, embalajes, estuches, expositores, etc. Es decir, el diseño de todos aquellos elementos que hacen productos individualizados, diferenciados y con personalidad propia. Además de ser avalados por las marcas registradas y empresas comercializadoras y productoras.

El Packaging, constituye uno de los elementos básicos del plan de marketing para cualquier producto, ya que tiene la misión de cubrir las funciones de protección, contención, distribución, promoción de la marca, información, promoción, persuación, exposición, uso del producto y reciclado del envase, embalaje, etc. entre la demanda, la oferta y el consumo.

 

 

Directorio

Empresas Corrugadoras en América Latina 

Banner